Centro de Atención Terapeutica
Integral Multidisciplinar en León

Maestro Nicolás 9, 3º dcha
24005 LEÓN
Tel: 987 260809 / 687 705191
juoterga@gmail.com
   Inicio      PDM
PERFIL DE DINÁMICA MENTAL (PDM)
 

El PDM no es un sistema de etiquetar sino que es:

Un instrumento para determinar en qué y para qué eres tú naturalmente bueno/a. Cuales son tus fortalezas, tus mejores cualidades naturales.

Te indica qué aspectos tuyos necesitan una mayor atención para su desarrollo o para evitar debilidades o fallos.

Determina cuales son tus mecanismos de inhibición, tu forma automática de actuar.

Te proporciona información útil sobre tu estilo preferido de aprendizaje y/o de liderazgo.

Te permite conocer tu propio estilo de aprendizaje y ayuda a aprender más eficazmente.

Una herramienta para fortalecer el propio estilo de aprender y además desarrollar otros estilos y favorecer los procesos intelectuales.

Una ayuda para destacar los puntos fuertes, experimentar el éxito y reforzar la autoconfianza y la autoestima.

Un medio para fomentar la madurez emocional. enseñando a utilizar las mejores capacidades para reaccionar de forma adecuada y con confianza.

Saber qué áreas necesitan más atención y ayuda, así aceptar y realizar los ejercicios necesarios para desarrollar esas áreas y superar obstáculos en su quehacer diario.

Información en adolescentes o adultos de gran ayuda para la elección de materias optativas, carrera, profesión y en empresas para la promoción profesional y selección del perfil más adecuado al puesto de trabajo.

Comprender que cada adolescente tiene necesidades diferentes, que es único y que no tiene que ser necesariamente como sus padres.

Reconocer y fomentar los puntos fuertes hasta su máximo desarrollo.

Conocer los componentes del perfil que necesitan fortalecerse y así dar el mejor apoyo posible.

Ayudar a la persona (adulta o adolescente) que es demasiado activa y extrovertida a tener tiempos tranquilos para si misma; y al adolescente demasiado quieto e introvertido a socializar y ejercitarse.

Si, además, padres y profesores conocen su propio PDM, conocerán sus capacidades y puntos débiles, ello les facilita las ayudas que pueden prestar a sus hijos dada la compresión que les aporta.